miércoles, 11 de enero de 2012

"RAJOY DA LA CARA"

Rajoy desmiente a 'sus' mujeres en cuanto a aparecer en público, aunque haya sido una entrevista concedida a Alex Grijelmo, presidente de la Agencia Efe. Y Rajoy, por fin, se desmiente a sí mismo respecto a las contradicciones entre sus promesas y sus hechos; contradicciones cuya avanzadilla tuvieron que dar sus lacayos, Soraya, Guindos, Montoro y después Cospedal, para preparar el 'aterrizaje' del gran jefe.
Genial Forges
Rajoy dio su palabra de que no iba a echar la culpa al Gobierno anterior sobre las medidas que  su Gobierno tomase. Hoy se ha desdicho, y su 'rectificación' se basa en la mentira. "Se ha gastado más de la cuenta" es la excusa dada; pero ¿quién ha gastado más de lo que tenía? No es cierto que Rajoy no supiera el estado económico de 'sus' autonomías, y de manera especial de la Comunidad Valenciana. 
Camps y Rita - Los calvitos

En la Comunidad Valenciana el dinero público, nuestro dinero, ha sido dilapidado de manera incalificable. Por las ventanas, por los tejados, por las alcantarillas...se ha tirado a sacas demasiado alegremente. Y no sabemos cómo, pero la 'magia' lo ha trasvasado de nuestros bolsillos a los de otros, y también misteriosamente ha ido a parar a unos lugares conocidos como "paraísos fiscales", tan habituales para algunos y tan desconocidos para los más.

La desvergüenza y el 'choriceo' nos ha sumido a los valencianos en una situación económica absolutamente desfavorable. Somos más pobres que la media nacional. Las gracias hay que dárselas a los des-gobiernos del PP. La memoria sigue firme en aquello de "estamos en política para forrarnos". Esa afirmación, de manera distinta según quiénes, ha sido el principio por el que se han guiado sus gerifaltes y aledaños. Enumerar nuevamente eventos, aeropuertos sin aviones pero que han costado miles de euros, basuras que han arropado engaños y corrupciones, 'amiguitos del alma a los que se les quiere un huevo' y que han sentado -¡por fin!- a Camps en el banquillo...resulta inoperante por repetitivo. Pero nada de todo esto es nuevo para Rajoy. El ahora presidente del gobierno lo sabía y calló porque le convenía y necesitaba los apoyos del PP valenciano. Cualquier otra evasiva es pura mentira, y es tomarnos a los valencianos y a todos los españoles por imbéciles. Y ya está bien de aguantar impertinencias y soportar que nos 'soplen' los ingresos que honestamente ganamos con nuestro trabajo.
Rajoy y el empleo- Los calvitos

Y ahora Rajoy anuncia desde su trono que el 'ajuste' será de 40.000 millones, bastante más del doble de lo que dijo en su toma de posesión. El interés prioritario de este señor es el déficit, no los ciudadanos. Y quede claro que la subida del IVA es segura; tan segura como 'improbable' iba a ser la subida de los primeros impuestos, el IRPF. Y tan cierta como irónica fue la subida de las pensiones para que los jubilados no perdiesen poder adquisitivo'. Y ahí está el 1%. Como aquello de ponerse 'generoso' a la hora de invitar a cenar: 'un huevo frito y una gaseosa para los cinco'.

¡Cuántas burlas y cinismos sarcásticos! Y menos mal que estos iban a resolver el problema de la crisis y acabar con el paro. 'Con el gobierno del PP, empleo para todos'. ¡Cuántos de sus votantes, engañados o convencidos, no estarán atarugados de grima a estas horas! 

Y Rajoy ha seguido pontificando con osadía acerca de lo que queda por aplicar 'con mano firme'. Esperando está el acuerdo de Sindicatos y Patronal, pero desde su poderío inmenso, si no se llega a un acuerdo en consonancia con los deseos gubernamentales, él obrará en consecuencia.
Mal harán los sindicatos en firmar nada en la controvertida Reforma Laboral. Lo que ofrece la patronal es impresentable. En ese juego no se debería entrar. No se puede ser cómplice de tales despropósitos para con los trabajadores. Si los sindicatos son conscientes de cuál es su misión, deben abandonar este juego. Que impongan ellos, Gobierno y patronal. Su deber, el de los sindicatos, es ganarse la confianza del trabajador y luchar a su lado, no 'vender' sus derechos y su salario.

Rajoy da la cara ante los de fuera y ante los de dentro, ha dicho. Si Rajoy ha hablado a la Agencia Efe es porque está esperando la visita de Sarkozy a Madrid, y queda demasiado feo que se le vuelva a ver con extraños (ya se mostró de pasada el día de la celebración de la pascua militar) y oculto para los españoles, a quienes al fin y al cabo debe lo poco que tiene: ser presidente del Gobierno. Si esa es la meta de su vida, ¡pobre hombre! 

3 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo en gran parte de lo que dice. Creo que tiene razón en el "engaño" que ha supuesto el que en la campaña anunciase reducciones de impuestos y la primera medida que tome sea subirlos, aunque a veces nos olvidamos de que España está en la Unión Europea y estoy seguro que gran parte de las medidas se las han "impuesto" desde allí. Creo que es un poco ilusorio pensar que los gobiernos pueden hacer lo que quieran pero lo cierto es que el marco de la UE les impide actuar en grandes ámbitos políticos. En la práctica lo poco que les queda es reducir gastos públicos o subir los ingresos públicos (leáse impuestos). Dicho esto coincido con usted en que ha hecho lo contrario de lo que proponía siendo candidato.
    Por otro lado, estoy de acuerdo en que gran parte del gasto y del déficit viene de las autonomías y algunas en una medida muy importante, como la Comunidad Valenciana. No pongo un solo pero a sus argumentos respecto a lo que se ha hecho en Valencia e incluso me parecen cortos. Pero se olvida usted de que otras comunidades cambiaron de color político en mayo y también arrastraron grandisimos déficits.
    Por otro lado, olvidese de que el Estado o las Administraciones Públicas creen empleo; el empleo se ha de crear por el sector privado. Lo único que pueden hacer las administraciones es fomentar las condiciones para que eso sea así, pero creo que es un enorme error pensar que las administraciones deben dedicar los ingresos públicos a crear empleo. La administración está para gestionar servicios públicos y todo el empleo que deben crear es el que se necesite para esa gestión. Y creo que lo primero que hay que cambiar (y va a ser lo más difícill) es la mentalidad de este país: en Alemania ha funcionado fantásticamente el tema de los microempleos porque ni los empresarios tienen la idea de explotar a los empleados, ni los trabajadores y desempleados tienen la idea de aprovecharse de las prestaciones públicas. En España hemos tenido la cultura de que la prestación por desempleo es un derecho que voy generando mientras trabajo, en lugar de pensar en ella como una especie de colchón para cuando tenga la mala suerte de quedarme sin empleo. Por ello, muchos trabajadores ha obtenido la prestación porque preferían estar un tiempo sin trabajar o buscar una alternativa mejor. Ahora, lamentablemente, no nos queda más remedio que tirar de la prestación, pero en época de "vacas gordas" se ha malgastado esta prestación.
    También creo que tiene razón en que hasta ahora se ha pensado más en el déficit que en los ciudadanos, pero creo que esto también es consecuencia de que desde Europa no se piensa en nuestros ciudadanos, sino en cómo podría repercutirles el hecho de que el déficit español siguiese creciendo. Además, piense que el déficit, al fin y al cabo no es más que un impuesto más, para las generaciones o años futuros puesto que será entonces cuando deba pagarse la deuda con que se financia.
    Finalmente, creo que un error que también se ha cometido es no eliminar completamente las subvenciones y trasferencias a Sindicatos, Partidos Políticos y Asociaciones Patronales. De ese modo se les habría obligado a esforzarse más para con sus asociados e interesados y creo que, a la larga, hubiera resultado muy beneficioso para todos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Homero, especialmente por tu trabajado comentario que respeto al máximo.

    Sin embargo, el hecho de que dependemos de Europa en esta crisis que los mercados crearon en interés propio también lo sabía Rajoy y los suyos.

    Lo sabían todo. Por eso mismo su gran mentira es inaceptable e impropia de personas con responsabilidad ética.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. LOS CIUDADANOS, LOS POLÍTICOS,
    LA POLÍTICA ECONÓMICA Y LA RIQUEZA NACIONAL.



    Conocer la profundidad del estado económico de las autonomías y haberle puesto freno a la situación, no era una responsabilidad directa del Sr. Rajoy ni del P.P. sino del gobierno de la nación. Pero cuando existen gobiernos débiles y se trata de pactar con unos o con otros para conseguir a veces nadar entre las aguas, y así lograr algunas “ventajillas”, salir de los apuros y hacer gobernable un país...... – Ahora que tenemos en España un gobierno fuerte, colaboremos y ayudemos al nuevo gobierno a solucionar “el entuerto”. Es por los resultados habidos en el pasado , que hemos avanzado y también retrocedido en algunas etapas y momentos de nuestra historia reciente, así es qué corresponde hacer una reforma política y electoral profunda en España, pero para esto “tiempo tenemos”.

    En cuanto a qué el Sr. Rajoy dicen que dijo, en su momento, “no subir algunos impuestos dentro del contexto de no subir los impuestos”, ya que subirlos influiría negativamente en el desarrollo económico..., “al buen observador perspicaz”, no se le ha de pasar y al país con responsabilidad informar, de qué el problema no radica en los impuestos sino en el buen fin de los impuestos y rentabilidad a obtener considerando los diferentes y diversos factores de la población, la buena o mala gestión de la economía política y de la riqueza nacional a través del aparato empresarial.

    Los problemas económicos en España vienen dados por falta de factores económicos de previsión y en mayor medida por causa de la competencia política. Por último hacer notar que los gobiernos autonómicos son autónomos, pero no son nación, son nacionalidades dependientes del gobierno de España; de aquí atisbo también otra faceta de la importancia de la reforma de la ley electoral, a la que se le han de aplicar condiciones de número a nivel nacional para poder acceder al parlamento y senado de la nación.

    Antonio Francisco Méndez Roldán

    ResponderEliminar