sábado, 21 de enero de 2012

UN GOBIERNO DE 'MANGA POR HOMBRO'

Mientras estuvieron en la oposición todo lo que hacía el anterior Gobierno socialista lo criticaban sistemáticamente, cuando no por un motivo, por otro. Ya no sólo la crisis era culpa del Zapatero, sino que cada decisión tomada era tildada de improvisación, desconocimiento, ir a ciegas...
Manel Fontdevila: Antes y después
Ahora que son Gobierno parece ser que se cumple aquello del refrán "por la boca muere el pez". Rajoy y sus adláteres prometieron mil veces que no iban a subir los impuestos. Y fue lo primero que hicieron, desdiciéndose de sus anteriores palabras, pero sin mostrar vergüenza alguna.
Los Calvitos

Prometieron hasta la saciedad que iban a crear puestos de trabajo (3.500 'chuleó' el ahora presunto González Pons), y hasta el momento presente no han hecho más que destruir empleo prometiendo que lo hacen por crear empleo (¿lo entienden?).


Exigían la constante presencia del Presidente del Gobierno en el Parlamento para que diese explicaciones de todo y por todo. Y así lo hizo  Zapatero, aunque sus palabras fueron motivo para el escarnio más difamatorio. Ahora Rajoy se esconde de la ciudadanía, dosifica sus explicaciones para cuándo y dónde le dé a él la gana. ¡Bien hecho!  Eso es lo que debe hacer un auténtico señor.

Por unos motivos u otros, al no estar el capitán pilotando la nave, el ministro de Hacienda informa de Agricultura, el de Fomento lo hace de Justicia, el de Defensa, de Economía...y así hasta que Soraya hubo de intervenir y poner algo de orden.

Ahora vuelve la confusión: Montoro adelanta la dificultad de que en el presente año se pueda cumplir el déficit del 4'4% de millones  de euros (y sabe por qué). Habla también de imponer una sanción penal a aquellos que incumplan los acuerdos tomados en el Consejo Económico con los representantes de las autonomías.
Riñe que te riñe
Soraya ha tenido que 'enmendar la plana' a Montoro intentando tranquilizar acerca de que sí se podrá cumplir en 2012 el 4'4% del déficit. Además ha rectificado a su compañero ministro de Hacienda la semántica de las sanciones penales por inhabilitación política a quienes incumplan el déficit comprometido. No hay suficientes cárceles.


Guindos informa a través de "The Wall Street Journal" de su voluntad por imponer un solo contrato (en lugar de los más de 40, según dice), y sugiere que los salarios deben ir ligados a la producción. Y Soraya tiene que salir nuevamente a tranquilizar al personal, aunque tampoco deja claro el sí o el no a las palabras de Guindos.

Y es que, al fin y al cabo, es Rajoy el coordinador de los temas políticos en este Gobierno. Pero  Rajoy es el desaparecido. A Rajoy se le ha visto en Marruecos y ahora se va a Europa. Y la pobre Soraya no da abasto.

Por cierto, las afirmaciones de Guindos sobre el trabajo único y el salario vinculado a la producción han sido muy criticadas por el Partido Socialista insistiendo en que el propósito de este Gobierno es convertir los trabajos fijos también en temporales. Semejante reacción ha sido la de los sindicatos mayoritarios, que contemplan las palabras de Guindos como una adhesión  a las posturas 'más extremas' de la CEOE, empeñados en vincular salario-productividad. Y han contribuido a estas reacciones las palabras nada tranquilizadoras del vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, que insta que, para la realización de la Reforma Laboral, hay que mirar a Portugal donde se ha instaurado la Reforma bajo los principios de a) reducción de las vacaciones, b) recortes de las pagas extraordinarias, y c) rebaja del coste del despido a 10 días por año trabajado.  


Ya vemos cómo el tan criticado 'girigay' socialista ahora es practicado 'in crescendo' por los PoPulares. La diferencia es que, no hace demasiado, el eco reprobador era inconmensurable, y ahora -y siempre ha sido así- las críticas a lo mal hecho por la derecha ultra de esta país se nombran como de pasada. No hay palmeros para remarcar infinitamente las contradicciones, desdichos y malandanzas de este PP ahora en el gobierno y que no sabe a dónde dirigirse  ni qué hacer para solucionar esta crisis. 


Estos mismos del actual Gobierno instauraron un código ético que sus propios militantes se 'han pasado por el forro'. Y de tal manera han hecho caso omiso a lo dictado por Rajoy que estamos asistiendo, aunque tarde, a ver en el banquillo a expresidentes de Comunidades, Camps y Matas, y, ¡por fin!,  a Fabra. El expresidente de la Diputación de Castellón, tan afortunado en los números cantados por los niños del Colegio de San Ildefonso y presidente de Aerocas, la sociedad que mantiene (con nuestro money, claro) el famosísimo aeropuerto sin aviones pero plagado de conejos y halcones así como protegido por un Polifemo amenazante, se sentará también en el banquillo para una vista oral. Está imputado por la Audiencia de su provincia, y antes del 23 de enero debe entregar 4'2 millones de euros por responsabilidad civil. Y esto no ha hecho más que empezar.
Pero no debemos olvidar los agasajos de Rajoy a estos tres prohombres, Camps, Matas y Carlos Fabra. Este mismo Rajoy que ahora, sin decencia alguna, miente sobre 'la herencia recibida', y que está decidido a hacernos pagar a todos los españoles, y de forma especialmente cara a los valencianos, la cantidad de miles de millones que  se 'han evaporado' de las arcas públicas, o sea, del bolsillo de todos y cada uno de nosotros, gracias a las habilidades prestidigitadoras de no solo mandatarios de su Partido, sino 'íntimos' amigos suyos y modelos a seguir en el gobierno de la nación española. Rajoy dixit, ¿eh?. Nada falseamos,  que casi todo está inventado, especialmente las hemerotecas.


Y miren, tampoco eso de la cárcel para estos señores nos interesa; allí estarían a 'cuerpo de rey' y se transformarían en mártires de sus malandanzas. Las cárceles son para los pobres 'chorizos' que afanan unas chocolatinas en algún super para contentar a sus churumbeles. No otra cosa es lo que entra a diario en los juzgados españoles. Nosotros estamos por lo práctico sin más: que nos sea devuelto lo que de nuestros bolsillos han sisado. Solo pedimos eso. 


Si a la nación española le fuera devuelto todo lo evadido en paraísos fiscales,  los palacetes y demás inmuebles y cuentas corrientes, y más, y más...todo lo que era de todos y ha pasado a ser de unos pocos a través de métodos indecorosos, ese famoso déficit que no se quitan de las manos ni Guindos ni Montoro ni Soraya, y mucho menos Rajoy, estaría pagado en un 'plis plas', y todavía tendríamos para tomar un café a la salud de la Justicia.


Preocúpense de estas cosas que son las importantes, y el resto del tiempo lo pueden dedicar al mus o a cualquier juego que no exija pensar demasiado.




1 comentario:

  1. Bueno, además hay que añadir al jefe de la "Diplomacia" que tras su saludo de "Gibrartá Pañó" en Europa aprovecha hoy una entervista en la radio para meterse con Merkel. Parece que el populismo barato no sólo es cosa del venezolano Chávez

    ResponderEliminar