domingo, 21 de noviembre de 2010

Diguem No - Raimon - Palau Sant Jordi 1993

4 comentarios:

  1. Buscando esta canción, me he encontrado tu blog. Internet, a veces, te da buenas sorpresas. Enhorabuena por el blog. Es interesante y tiene un diseño agradable de ver.
    La situación tan complicada que vivimos, el mundo cada vez más complejo e injusto y los sucesos últimos en Túnez, Egipto y otros países de la zona, me ha hecho recordar estas canciones de los años setenta, que acompañaron a nuestro país durante la llamada transición: "A galopar" , "Todas las voces", "L'estaca", etc.
    Gracias por colgarlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Margarita, por tus amables palabras.
    Pienso como tu, que en momentos tan contadictorios como los que vivimos ahora, donde parece que de muy poco ha servido el esfuerzo de aquellos años de últimos aleteos de persecución policial, insultos y golpes de "los grises", de cesión -la que fuera necesaria- para "transitar" a una democracia y libertad tan ansiadas, el tener que soportar en españa las presiones de la derecha ultra a través de mentiras y tergiversaciones constantes, y contemplar las ansias que, ahora los egipcios (antes los tunecinos), a cambio de sacrificios y sangre, por quitarse de encima la dictadura que se les pega como una oastosa plastilina, es como VOLVER A EMPEZAR.
    Y nos trae a la memoria aquellas canciones que eran símbolos, para nosotros, de la luz libre. Y siempre estarán ahí, en la memoria transmitida a las generaciones siguientes, escapándose, incluso, de nuestros labios: "Nosaltres no som d'eixe món".
    Gracias nuevamente.
    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Sólo me queda, de momento, añadir unas estrofas que por desgracia parecen ir diluyéndose en el tiempo y en olvido :

    No creguem en les pistoles:
    per a la vida s'ha fet l'home
    i no per a la mort s'ha fet.
    No creguem en la misèria,
    la misèria necessària, diuen,
    de tanta gent.

    Ojalá fuéramos como ese burro que tropieza dos veces en la misma piedra, nosotros somos capaces de hacerlo continuamente.

    Gracias, MªDolores, porque sólo cuando se habla de algo se evita su desaparición y que se diluya en el olvido.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Miguel. Eres muy amable, y más al añadir estas palabras tan bonitas de Raimon.

    Y como tú bien dices, es importante ir recordando a personas y acontecimientos para que los malos sucesos del pasado no vuelvan a producirse.
    Te reitero mi agradecimiento.

    ResponderEliminar