jueves, 11 de noviembre de 2010

SÍ, HAY QUE INCAPACITAR A CAMPS

Ha dicho Ángel Luna, portavoz socialista en las Cortes Valencianas, que, de seguir Camps en su empeño, -junto a su inseparable alcaldesa, Rita Barberá-, de construir un Parque temático de Ferrari en la Comunidad Valenciana, no habrá más remedio que conseguir una fórmula legal para incapacitar a Camps como presidente de la Generalidad Valenciana, con el fin de que deje de derrochar en caprichos propios el dinero de los valencianos. Y tiene toda la razón Ángel Luna.

Con echar una mirada atrás y rememorar los millones de euros que, de nuestros bolsillos, se han dilapidado en cosas absurdas (y ello sin tener en cuenta los grandes "extravíos" en las corruptelas de Gürtel y Brugal)  es para indignarse, cuanto menos, por la insensatez e incompetencia a la hora de desadministrar los caudales públicos.
Su antecesor en la presidencia, Zaplana, "inventó"  Terra Mítica, cuyo descomunal coste lo pagó también la ciudadanía valenciana, y que, tras un sinfín de irregularidades,  ha ido a parar al Juzgado de instrucción nº de Valencia por la estafa de 4'4 millones de euros defraudados a Hacienda en facturas falsas por servicios y trabajos no realizados durante la construcción de este parque temático. Después, para que Castellón no fuera menos que Benidorm, se le concedió a Fabra el caprichito de "Mundo Ilusión", que se ha quedado en eso, en ilusión y nada más; pero nos ha costado a los valencianos la friolera de 4 millones de euros en proyectos y estudios,  cientos de miles de euros en sueldos y 185.000 euros en una empresa de promoción internacional de dicha ilusión. Hasta que Fabra, al cabo de diez años, más o menos en marzo de 2009, decidió que se habia acabado "Mundo Ilusión". Más dinero del erario público echado a perder. Las obras faraónicas de Calatrava para satisfacer a Rita (el gin-tonic, aparte). El  circuito urbano para la Fórmula 1, con la finalidad de contentar y enriquecer aún más a Bernie Ecclestone, como si en Cheste no tuviéramos el magnífico circuito Ricardo Tormo.
El antojo de la America's Cup, cuyas regatas huyen este año a América... Hasta la fecha, ¡todo un negocio!
También se desconoce todavía el asunto de los tres millones de euros destinados al Instituto Nóos, presidido por Iñaqui Urdangarín, y que tenían la finalidad de que en Valencia se celebraran, en 2005, los primeros Juegos Europeos. Juegos de los que nunca más se supo. 
La inmensa cantidad de dinero regalado al más que amigo de Zaplana, Julio Iglesias, para que promocionara internacionalmente nuestra Comunidad. También un fiasco, aunque costó suculentos emolumentos pagados por todos los valencianos, a través del IVEX.
Y así podríamos seguir enumerando, casi infinitamente, los disparates absurdos que han arruinado nuestra economía, la de todos, y han enriquecido a muy pocos, los elegidos.

Ferrari Wordls
Y para remate, y estando el Consell en auténtica bancarrota, en que ni dinero para sellos de correos hay en muchas de las Consellerías, ni folios, ni dinero para pagar al profesorado sustituto, ni médicos suficientes y demás personal sanitario,  ni material para los juzgados...de auténtica necesidad todo ello, ahora nos viene el Sr. Camps con su extravagancia del parque temático de Ferrari, porque en la capital de los emiratos árabes, Abu Dhabi, vio en diciembre pasado uno del que se prendó. Y algo semejante aspira a construir aquí. Pero, ¿cómo?, ¿con qué dinero?  Ya no se nos puede exprimir más. La gallina ha dejado de poner huevos porque no tiene qué comer.

El caso es que Camps y Rita Barberá han estado un par de dias de viaje, bajo secreto oficial, en la población italiana de Manarello, en cháchara con Luca Cordero de Montezem, el presidente de Ferrari. El resultado de lo que hayan tramado pronto se sabrá. Pero, si es lo que se prevé, no hay más remedio que incapacitar al Sr. Camps para que no pueda continuar jugando al monopoly con nuestros menguados dineros. Una persona así, absolutamente insensato e irreflexivo a la hora de administrar cabalmente los caudales de los demás, el erario público, ni puede ni debe seguir teniendo el poder para gestionar el dinero de la Comunidad Autónoma. Es una locura.

El procedimiento civil contempla la Declaración de Prodigalidad, y se aplica a todo aquel que gasta el dinero de manera tan alegre y pródiga que puede dejar arruinada a su familia. El citado Parque Temático de Ferrari vale más de 800 millones de euros y el Consell está absolutamente arruinado por no saber ni querer administrar adecuadamente la Hacienda familiar, la de toda la ciudadanía valenciana. En casos semejantes a éste la Justicia nombra un tutor de esta persona, que se encarga de administrar los caudales. Siendo Camps la autoridad civil máxima, no se le puede nombrar ningún tutor; por lo que la única solución que queda, de seguir empeñado en su capricho de niño malcriado, es incapacitarlo, con todas las consecuencias políticas que se derivaren. 

 Y no se pide nada del otro mundo. Al contrario, se exige cordura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario