martes, 23 de noviembre de 2010

¿HASTA CUANDO, ALARTE?

Hace poco más de dos años, el  27 de septiembre de 2008, en el XI Congreso Nacional,  fuiste elegido Secretario General del PSPV frente a la candidatura de Ximo Puig. Desde entonces hasta el momento presente,  he esperado pacientemente el cumplimiento de tus promesas. Lo único que percibo es que mi Partido está siendo desvirtuado y convertido en un club de amiguetes sumisos a ti. De la Comisión Ejecutiva sólo dos personas son, bajo mi punto de vista, gente válida personal y políticamente. El problema que tienen es que su trabajo, lo que les da de comer, es la política, y han sabido hábilmente camuflarse y así poder continuar a tu lado. El resto no pueden hacerte sombra, pues su incompetencia es claramente manifiesta; forman parte de tu corte de bufones, a esos si los vas a mantener por aquello de que "en el país de los ciegos, el tuerto es el rey".

Ya está haciéndose público la criba tanto en las listas para las Cortes como para las elecciones municipales. Vas a dejar sin continuidad a todos aquellos que consideras que no son de "tu cuerda". A algunos, con notorio prestigio, los vas a "colocar" en algún que otro lugar, a otros los cambiarás de lista municipal del Cap y Casal a las Cortes y viceversa. Y al resto, menos conocidos por el público, te los quitas de encima y tan tranquilo.
En principio, los seguidores de Ximo Puig en el Congreso, salvo excepciones -por imposición de Puig- los alejas de ti. Y el cortacuellos fulminante va para los que avalaron al ex ministro Antonio Asunción en las Primarias.
Has destrozado Valencia, dividiéndola en 17 agrupaciones. La única finalidad: dominar la situación al completo. Has conseguido que 5.000 afiliados se den de baja por disconformidad con tu dictatorial forma de dirigir el Partido en la Comunidad Valenciana. ¿Te sientes satisfecho?
Te has ganado - y continúa el suma y sigue- enemigos que no te perdonan y que siguen siendo militantes socialistas. Tienen claro que el Socialismo es algo mucho más valioso que Jorge Alarte.
Tu última maniobra -entre las que se van conociendo-  es desbancar del palacio del Temple a su inquilino, Ricardo Peralta, como Delegado del Gobierno, y realquilar el habitáculo a Ana Botella Gómez, concejal del Ayuntamiento de Valencia. La labor de Ricardo Peralta ha sido intachable; gracias a él se ha sabido de las aportaciones del Gobierno de Zapatero a esta Comunidad; Peralta ha tenido las agallas de plantar cara a la desfachatez de este PP de la mentira y de la corrupción, corrigiendo sus intentos de engaño a la ciudadanía y clarificando la verdad respecto al Gobierno de España. De ti, Jorge, nada hemos escuchado al respecto. Parece que sólo tú existes y que el mundo socialista debe girar únicamente a tu alrededor. Echando a Peralta, te quitas a una gran persona fiel a la misión que le impusieron, trabajador y eficiente, pero que, por todo ello, también podía quitarte protagonismo. Y tu ego no te lo permite. 
Mal vas, y peor conduces el PSPV que "lideras". Mal lo tenemos en las autonómicas, y de ello eres tú, Jorge, el único responsable. Irremediablemente acabarás hundiendo al socialismo valenciano. Pero tú serás el líder de su desmoronamiento, y también el responsable último y culpable del mismo..
Otros, que llevan cincelado en sus corazones el ideario socialista, tendrán que trabajar mucho para sacarlo del lodo en que lo has sumido. Y te aseguro que se conseguirá recuperar. Quien está acabado para siempre eres tú y tu egolatría, con un rencor profundo en tus entrañas, propio sólo de los mediocres.
Las elecciones autonómicas y locales están a la vuelta de la esquina. El tiempo, ya cercano, hablará. Entonces nos encontraremos y la verdad relucirá bajo los rayos de un sol radiante, con ese color único del cielo de Valencia. Pero para ti,, Jorge, ya será demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario