martes, 9 de noviembre de 2010

SOBRE LAS TORPEZAS DE GONZÁLEZ PONS

Da la impresión que el Sr. González Pons y yo no hemos leído el mismo artículo de Juan José Millás en El País del domingo, 7 de noviembre, acerca de las reflexiones del Presidente Felipe González.
El señor Pons resume burdamente este amplio y excelente artículo en atribuir a Felipe González que confiesa éste ser el señor X de los Gal. Lo mismo que Pedro José, en su momento y también ahora, de manera reiterada y cansina,  proclama desde el veneno mediático de su periódico. Y a la misma conclusión llega, tras "profundísimas meditaciones", la Sra. Cospedal. Se nota el clon a la hora de desinformar a la ciudadanía.

Y es que estos del PP están nuevamente nerviosetes al ver que las encuestas ya no les aseguran la ganancia de La Moncloa. Está claro que la crisis global de origen financiero y  debida al tipo de políticas ultraliberales llevadas a cabo, prácticamente, en todo occidente ha dañado al Gobierno de Zapatero; lo mismo ha sucedido en otros lugares: Francia, Grecia Turquía, Reino Unido, Irlanda, Alemania, EEUU... Pero la derecha de aquí, este PP, es distinta a la europea. La derecha española está toda amalgamada, desde los grupos más ultras hasta los más centristas, y ello aderezado por una jerarquía católica íntimamente vinculada a la derechona y con ansias de exterminar cualquier vestigio de izquierda, como bien demostró -y sigue-  durante la insurrección franquista y los cuarenta años posteriores de dictadura asesina.

El Presidente González, hombre de estado, con tristeza analiza la situación económica occidental. Su perspectiva no es halagüeña. No sólo tardaremos todos en recuperarnos de este caduco estado crítico, sino que está por llegar una nueva crisis de las mismas características, pues los bancos obligan a los estados a sufragarles las "pérdidas", a la vez que instan a seguir consumiendo para que pronto haya que volver a apretar los cinturones de los ciudadanos con tal de volver a "salvarles", y así sucesivamente, como la pescadilla que se muerde la cola.
Cualquier partido político honrado y responsable conoce la verdad de esta situación, y si tiene sus miras puestas en ayudar a la ciudadanía colabora en ayudar a superar los problemas cuanto antes. Pero el Partido Popular no es ni lo uno ni lo otro. No sólo está ungido de vergonzosísima corrupción, sino que, haciendo caso omiso a sus múltiples indecencias, se dedica a mentir y desinformar acerca de la verdad, y echa la culpa de todo lo que sucede al presidente Zapatero y su legítimo gobierno.
Esto lo reiteran una y mil veces, siempre la misma cantinela, siguiendo la máxima goebbeliana. Y ahora, además, para echar humo sobre sus nefastos choriceos, se retrotraen en el tiempo y vuelven al pasado caduco y bien clarificado.. Nada de nada...

El sorpresivo cambio de gobierno llevado a cabo por el presidente Zapatero, repartiendo poder y responsabilidades entre políticos experimentados ha comenzado a dar sus frutos. Por ello el PP está confuso y dando palos de ciego. Si Coalición Canaria resiste y el PNV también lo hace, de manera que las elecciones generales se puedan celebrar en la fecha prevista, en marzo de 2012, y si se conforma una buena lista electoral, el Partido Socialista volverá a ganar. Por ello apostamos y en ello trabajamos.

Y en lo referente a Carmen Ninet, viceportavoz socialista en las Cortes valencianas, no se entiende que, para reprobar a González Pons, tenga que meter por medio al ex ministro Antonio Asunción. Se desprende de su comentario que su intención es justamente la contraria: criticar al ex ministro, y utiliza, para ello, a González Pons. Ya se ha olvidado de la enorme valía política y personal del ex ministro, y de lo mucho que Antoni Asunción hizo por ella, y, en estos momentos, con tal de llamar la atención y agradar a su actual jefe y procurarse un buen puesto en las listas autonómicas, no sabe qué inventar contra Antonio Asunción (¡y cuánto tiempo ha tardado esta mujer en percatarse de lo "malo" que es Asunción!, debe de ser que la Sra. Ninet es muy lerda, a pesar de sus apariencias). Mezcla gratuitamente churras con merinas, y nos obliga por ello -entre otras cosas-  a tener que recordarle que no es precisamente la Sra. Ninet un exquisito modelo de política comprometida con las ideas que dice defender. Siempre ha estado "chupando" del bote, mande quien mande, todo un modelo camaleónico con tal de ser una de las bien pagás.  Y sus compañeros de viaje no la tienen precisamente en la consideración que ella desearía; lo mejor que de esta señora dicen es  trepa. Una más de las vergüenzas del PSPV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada