martes, 27 de abril de 2010

¡ CÍNICOS OBSCENOS!

Demasiadas gaviotas están a la espera de zamparse la carroña que están procurando. A estos de PP nada les importa, prefieren volver a enfrentar a los españoles entre sí, romper España nuevamente, con tal de recuperar el poder, del que están absolutamente convencidos de que les corresponde 'per se'. Y para ello están usando todo tipo de argucias, mentiras, infamias, insultos con tal de confundir a la ciudadanía y así, en río revuelto, ganancia de pescadores.

Ayer la intervención de González Pons ante los medios de comunicación (lo ví en  CNN+)  fue de infarto, si te lo tomas en serio. Estos de PP son tan malos cómicos -en el sentido más peyorativo  del término-,  que sus palabras mendaces provocan el vómito.

El anteriormente conseller-sandía, con cinismo increible, y, en relación al patrimonio de Bono -ya  clarificado ante la Fiscalía- no sólo ha emitido sus viperinas palabras para sembrar la duda en la honradez del Presidente del Congreso, sino que ha afirmado que en política nadie se hace rico. ¿¿Qué??. Pues ellos, los suyos, los del PP, son el antiejemplo.  Y el vice portavoz del PP, tan fresco, asi lo ha afirmado. Quizá haya sufrido algún problema mental y se le haya borrado transitoriamente de su memoria la trama Gürtel  y los millonarios engrosamientos de los muchos bolsillos personales de buena cantidad de gente del PP, aunque algunos ya hayan abandonado el carnet, y con ello pretenden seguir engañando acerca de que los corruptos no son de ese Partido. Y quede bien claro que cada céntimo obtenido indecentemente ha salido del bolsillo de los contribuyentes, sí, del de ustedes y del mío. Una forma más de "ayudar" a incrementar la crisis internacional en que estamos sumidos.

Nuestro Sandía -mostrando su lado más sandio-  ha lanzado sus lanzas más afiladas contra el presidente Zapatero -faltaría más-  por las manifestaciones habidas el diversas ciudades españolas y extranjeras, el pasado sábado,  en pro de Garzón.  Demagógicamente ha dado una falsa interpretación a la presencia de banderas republicanas que ondeaban en las diferentes manifestasciones, convocadas , por cierto, a través de facebooc y otras redes sociales. El significado de las mismas no es la mala voluntad de los que Aguirre lenguarazmente llama "aquelarre de carcamales resentidos"  de  intentar imponer por la fuerza  el régimen republicano en contra de la Constitución vigente, sino que, siendo la bandera tricolor el símbolo del legítimo Gobierno Republicano, fue abolida, al igual que fue derrocado el legítimo gobierno del momento por el detestable Golpe de Estado que provocó una incívil y abominable guerra entre hermanos, y, lo que es peor, un larguísimo terror a lo largo de los cuarenta años de represión franquista. Si se reividicaba la dignidad de los muertos, cuyas restos contra tapias   desconocemos aún, justo es que la bandera de éstos fuera la ondeada.

Y, tras criticar también duramente a Barrera por la devolución de la reforma del Estatuto castellano manchego, cuando la verdadera responsabe es la sra. Cospedal García, 'nuestro' Esteban, con su insistente y feroz ataque al presidente Zapatero, lo responsabilizó, incluso lo culpabilizó, de los inventados ataques que se están produciendo contra  la independencia de uno de los tres pilares en que se apoya el Estado, el Judicial en este caso, -acusación reiterada y recitada  'clonadamente' por todos los del PP, desde Ánsar hasta Rajoy, pasando ¡cómo no! por la Lideresa, la Cospedal Garcia y la divina Soraya, por citar a los más "ilustres"-.  Tales disparates, plenos de falsedades, han despertado la memoria de los españoles de bien y que no se hallan todavía al nivel del sr. González Pons en cuanto a sus 'olvidos' se refiere ni a su catadura in-moral.

Y es que estos personajillos del PP creen que hemos olvidado la cantidad de 'manis' que ellos forzadamente han ido montando, -desde que la ciudadanía, harta de sus mentiras trael el 11M, los sacó de Moncloa a través de las urnas-  y que lo han hecho con la única finalidad de minar los cimientos del legítimo Gobierno Socialista y, en especial de su presidente, Rodríguez Zapatero. La de veces que, también amparados por la Constitución,  se han paseado por el Madrid austriaco, acompañando a las sotanas y fletando autobuses gratuitos de  España entera, repletos de 'figurantes' con derecho a bocata y bebida para hacer ver los muchos que eran. Y la de veces que las 'manis' se montaban junto a un peluquero de venenoso verbo, un tal Alcaraz, que decía presidir la AVT y con gritos de "Zapatero, dimisión", "Zapatero, ASESINO" y otras lindezas que salían también de las boquitas de pichón de las monjitas ataviadas con sus toquillas. Si la memoria no falla, la última, en que también se protestaba contre el Poder JudIcial, presionando al TS, sucedió hace algo  más de tres años, el 10 de marzo de 2007, contra la política anteiterrorista del Gobierno socialista, y la decisión de prisión atenuada al etarra de De Juana Chaos, para evitar su muerte y convertirlo en mártir, y quizá santo, (esto último habría que consultarlo con Rouco, Martínez Camino o el purpurado-casi-sin-capa de Cañizares) .
Y en estas 'manis' del PP, donde estaban presentes todos sus jerercas , Aznar, el yernísimo y su Anita inclusives, no se iba rezando el rosario o leyendo Salmos, no. Muchímos llevaban el brazo en alto, como saludo fascista, y ondeaban grandísimas banderolas  con el pollo a cuestas.        
¿Aquí no se ponía  en peligro a España? ¿En estas 'manis' no se arriesgaba la democracia y se presionaba al Tribunal Supremo para que no aceptase la decision de la Audiencia Nacional, respecto al etarra mencionado? La realidad es que todos los esfuerzos del PP y sus adláteres lo que hicieron obscenamente fue una arenga continuada, vergonzosa y grosera contra el legítimo presidente  del Gobierno.

Lo evidente de toda esta algarabía del PP, desde Rajoy, Cospedal García, Soraya y Aznar,  -el resentido y envidioso y el mayor de los antipatriotas en sus 'conferencias' por el mundo mundial-,  y ahora González-Sandía, es que están armando tanto alboroto para tapar y hacer que la ciudadanía olvide el caso de corrupción más seria, vergonzosa y soez de toda la democracia, y en el que el PP está implicado hasta las cejas: el Gürtel , de donde el juez Pedreira está todavía por sacar lo más sabroso de los personajes-chuletas, que, en su nerviosismo, disparan mentiras e injurias a diario.

Es todo ello un grave insulto a la ciudadanía española, a la que toman por imbécil. Y es éste, quizá, el motivo principal de nuestra preocupación por desanestesiar conciencias a las que, aprovechándose de su buena voluntad y de la cantidad de medios ultramentirosos que se introducen "inocentemente" en sus casas, pueden llegar a confundir con sus indecentes falsedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada