miércoles, 14 de abril de 2010

LA DEMAGÓGICA COBARDÍA DE RAJOY


Mariano Rajoy, tan calladito él respecto a la indecencia gürteliana que le rodea por todas partes, él que sólo al tercer día habló respecto a Bárcenas, del que es muy amigo, al igual que lo es de Paco Camps, de Carlos Fabra, "un ejemplo de político" según dijo, e íntimo de Jaume Matas, todos ellos "tipos ejemplares" en llenar sus propios bolsillos a costa de los de los españolitos de a pie, hoy, en Guadalajara, ha vuelto a abrir el pico para repetir lo que la sra. Cospedal García ya adelantó ayer respecto al acto celebrado en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid en favor del juez Garzón y convocado por los dos Sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO.

Rajoy tilda este acto de "claramente antidemocrático" y manifiesta su esperanza de que nunca más se vuelva a repetir "un espectáculo" igual. El presidente del PP así entiende la Democracia: no acepta la libertad de reunión ni de expresión; eso lo reserva sólo para los maleducados de su partido. Y, por cierto, al respecto, hay un sabroso insultario del mismísimo don Mariano contra el presidente Zapatero. 

No satisfecho de ser el loro repetitivo de Cospedal García, da un pasito más y pide la dimisión del Secretario de Estado, Gaspar Zarrías y la de Pedro Castro, Presidente de FEMP, por "el delito" de su asistencia al acto de la Complutense. Y, mientras, su boca no pía pidiendo la dimisión de sus adláteres los corruptos (presuntos) de la Gürtel, más bien, al contrario, los ampara y cobija. De tener tan sólo un poco de vergüenza y sentido de la dignidad, en tanto no limpie la merde del PP, no tiene derecho a hablar de nada ajeno a la porquería en la que está sumido. Fregona, escoba y lejía, y después ya hablaremos.

Bastantes son los que defienden la honorabilidad de este Registrador de la Propiedad, y manifiestan que no puede estar enfangado con el resto de "los presuntos". Pero el que calla otorga. O es débil, o es cobarde o mucho tiene que callar respecto a la corrupción de la Gürtel.  Pero  él calla a todo, incluso a las bajezas y humillaciones a las que le sigue sometiendo el señor bajito con bigote y, de cuando en vez, melenas al viento; sí, aquél que, convencido de ser mas que rey, casó a su hija en El escorial, lugar, por cierto, de entierros de la nobleza, no de casorios. Aunque en este caso se inauguraba una boyante época para aquellos nuevos ricos, protegidos ya por un tal Correa, íntimo del contrayente -Agag-, por un tal Crespo, y por el eterno encantador, El Bigotes,  cautivador de la mismísima madre, esposa y nuera, doña Ana.

La Universidad de Medicina, ayer, estada "abarrotá" de gente en busca de Justicia auténtica, y de auténtica Libertad, que permita hablar sin miedos y decir que Franco fue un asesino genocida y que, sin contar la los cientos de miles de muertos en la guerra in-civil,  hay cerca de ciento cincuenta desaparecidos por el paseillo y el tiro en la nuca, cuyos huesos desconocemos todavía por qué tierra están cubiertos. Al igual que continuamos a la espera de desentrañar qué se hizo de los niños desaparecidos en la guerra. Y deben saber que no vamos a seguir consintiendo la brutal y atroz parálisis que nos quieren exigir estos hijos del franquismo, Falange y Manos "limpias", apoyados por esta derecha extrema, toda ella ubicada en el PP.

Y claro queda que los resabiados contra Garzón, satisfechos con la decisión del juez Varela, le guardan inquina por haber instruído magnificamente la trama Gürtel, instrucción valientemente seguida por el juez Pedreira.
Y sepan que los actos a favor de Garzón no han hecho más que comenzar. Van a seguir encierros en diferentes Facultades,  manifestaciones diarias ante la Audiencia Nacional hasta el día 22,  y lo que haga falta. 

Y los ultras de Manos "limpias", que deberían estar ilegalizados, al igual que Falange,  ETA, etc. pueden seguir denunciando; esta vez lo han hecho a Carlos Berzosa, Rector de la Universidad Complutense, por prevaricación -nada menos-, y al ex fiscal anticorrupción, Sr. Villarejo, por calumnias. Nosotros responderemos como mejor podamos y sepamos. Pero callados y con miedo ya nos tuvieron demasiado tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario