martes, 7 de diciembre de 2010

CONTROLADORES AÉREOS Y OTRAS HIERBAS

Una tal Cristina Antón, que se declara de profesión controladora aérea, en su blog http://controladoresaéreosyotrasyerbas.blogspot.com/,  hace alarde de un vocabulario barriobajero de tal calado que, aunque sólo fuera por ese hablar que encierra a una persona agresiva y peligrosa para su trabajo, debería de inmediato ser obligada a abandonar esta profesión y ser castigada a la asistencia diaria a masivas clases de Educación para la ciudadanía y lavarse la lengua con jabón y lejía hasta dejarla en situación de limpieza total.

Es comprensible que en un calentón a cualquiera se nos escape algún que otro taco, pero de esto a convertir nuestra habla, como esta señorita hace, en algo generalizado y habitual nos hace perder la razón si en algún momento hemos sido poseedores de ella, y, a la vez, nos manifestamos como seres absolutamente incultos. La riqueza de la lengua se manifiesta es saber pasar de un registro lingüístico a otro, según el contexto y las circunstancias. Pero la razón se demuestra razonando, no vomitando ordinarieces.

Dicho esto, la tal Cristina Antón carga contra el gobierno, los militares, las cientos de miles de personas a quienes se les impidió volar, arguyendo que se iban de puente. Ningún motivo tan estúpido se puede aducir para impedir a los demás el uso de sus libertades. Esta controladora confiesa en el escrito citado que está pendiente de dos causas judiciales, también por motivos de insubordinación. Y deja bien claro que la insumisión generalizada de los controladores fue realizada  con predeterminación y alevosía. El veneno destilado por esta indivídua es peligroso; de sus palabras parece desprenderse un carácter manipulador y de líder. A ella hay que investigar a fondo si quiere saberse quiénes han inducido al abandono de sus puestos de trabajo, a plantar cara al gobierno y a pitorrearse de la ciudadanía. Es una provocadora nata. Desprecia al resto de los mortales, considerando que su profesión es la de mayor responsabilidad del mundo, por encima, incluso, de los médicos. Al hablar de los médicos también se le escapa un gruñido contra ellos, y me da que pensar que su rencor puede proceder de la negativa de algún galeno a  firmarle bajas injustificadas.

Si alguien, ajeno a la profesión privilegiada de controlador aéreo, pudiera albergar alguna duda acerca de la posible razón que pudiesen tener estos millonarios controladores, al leer el blog de la mencionada señora, saldrá de toda duda.
Ahora sólo falta pedirle al gobierno que mantenga su postura de fuerza y no se deje doblegar por presiones diversas, entre ellas la de la desleal oposición. Sí, también en esta ocasión han dado la señal de salida para que sus poderes mediáticos, cavernarios y cavernosos, se hayan puesto en marcha a toda vela, para echar, ¡cómo no!, las culpas una vez más al gobierno de Zapatero.

3 comentarios:

  1. bueno tu comentario sobre la controladora, estaba empezandome a preocupar al leer comentarios parecidos a: menos mal que nos has aclarado la situación y otros similares de comprensión, pero rapidamente me llego la lucidez y deduci que debian ser familiares directos (si no no puede explicarse)
    te dejo un link con los comentarios de un controlador que se avergüenza de los usos y abusos del colectivo durante años, al menos alguien se atreve a la contar la verdad en esta historia, aunque oyendo a los sindicalistas y cristina y compañia, ya lee perfectamente entre lineas cuales son los verdaderos motivos de tan descabellado suicido AVARICIA; CODICIA y a la postre chantajistas y terroristas, " cuidado que si no cobramos" puede haber accidentes, porque solo se quejan de las horas que les han puesto de mas, no de las que hacian igualmente pero cobrandolo como horas extras, y un largo etc
    http://foroimpagados.com/6311-carta-de-un-controlador-aereo-2.html
    no tiene desperdicio

    ResponderEliminar
  2. Cuándo vi a la sra. ANTÓN en telecinco llorando y aventando una nómina de 5000 euros diciendo que lo que decían de los controladores aéreos era mentira me dí cuenta que era una sinverguenza.....en aquel entonces el controlador aéreo que no íba a trabajar ganaba cincomil y pico euros (por no ir a trabajar , repito).

    ResponderEliminar