viernes, 10 de diciembre de 2010

DEBATE SOBRE LOS CONTROLADORES: EL PP, COMO SIEMPRE

España entera ha estado sumida en un caos absoluto en cuanto a la movilidad aérea, justo los días  del puente de la Constitución, y ello gracias a la inaguantable huelga bestial de los controladores aéreos. Estos personajes, auténticamente privilegiados en la relación horas de trabajo - salariazo, para quienes la crisis financiera que nos agobia a la ciudadanía media y no digamos a todos aquellos que han visto, incluso, sus casas perdidas al no poder hacer frente a las hipotecas abrumadoras, es peccata minuta, pues ellos nadan en oro.
Los funcionarios y trabajadores públicos han visto mermados sus ingresos desde hace meses; a nadie le gusta que le rebajen el sueldo, pero, ante la crítica situación económica actual, no hay más remedio que aguantarse, callar y colaborar, "ajustándose el cinturón", a la espera de que la circunstancia cambie.
En febreo van a desaparecer los 426 euros del Estado para el subsidio de  larga duración; va a haber una reforma en las pensiones y un largo etcétera de medidas muy impopulares. La subida del precio de la gasolina, situación cercana a la de 2008. Y muchas más cosas...
La firme decisión del gobierno ante el abandono de sus puestos de trabajo por parte de los controladores aéreos, tras negarse una y otra vez a reincorporase a sus tareas, obligó al gobierno a tomar medidas tan firmes como la del Estado de Alarma y la militarización del espacio aéreo. El grave problema se solucionó en pocas horas, aunque con el consiguiente cabreo de los responsables del caos producido y de las miles de pérdidas económicas ocasionadas, así como la perturbación entre cientos de miles de viajeros.

Y hoy, que se celebra algo tan sagrado con el Día Internacional de los Derechos Humanos, comprobamos que tales derechos son, en realidad, para muy pocos.
¿Cómo ha respondido el primer partido de la oposición, el PP? Como siempre, con puyazos. Dicen apoyar las fuertes medidas del gobierno, pero (siempre la adversativa por medio)...
Rajoy ha hecho gala de sus insultos (es conocido su "insultario" contra el presidente del Gobierno), esta vez contra José Blanco (y no es que Blanco sea especialmente santo de mi devoción, pero es como aquello de la familia: en privado yo puedo criticar o reñir a cualquiera de los míos, pero que nadie se atreva a meterse con ellos; entonces me transmuto en leona). A Blanco le ha llamado "inútil", y lo ha dicho Rajoy sin mirarse al espejo, que falta le hace. 
Los poderes mediáticos, puestos en marcha desde el primer momento, tras el arranque de un tal González Pons, se han volcado en pseudotertulias para acabar de echar la culpa a Zapatero, tras la apariencia de debatir "neutralmente" el asunto.
El País, El Mundo -con su pedrojosé-, ABC, Intereconomía, Tele Madrid, Canal 9... La Gaceta y tantos otros que funcionan por vía digital- para vomitar contra los luciferes con cuernos y rabo, los socialistas.

 Todas las encuestas lo dicen: "alea iacta est".  Y el personal, sumido en su ignorancia, lo aplaude. El reinado de Rajoy se impondrá.  El partido Socialista dejará hecho el trabajo sucio e impopular, el PP lo enmendará, evidentemente al alza, empobreciendo aún más a los pobres, y con el sonsonete ya conocido de que los Socialistas lo han arrasado todo, (olvidados quedan los millones de euros de Gürtel, Brugal, Fabra, financiación ilegal del PP, etc, etc, que abundan a lo largo y ancho de la piel de toro y sus islas).  Acabarán ahogando a España, a la que tanto dicen amar, y dejará ésta de ser la gallina de los huevos de oro.

Muchos lo tendrán bien merecido, y después se arrepentirán, pero el tiempo se habrá cumplido. Los demás seguiremos luchando, como tantos años llevamos haciendo, por la democracia, la solidaridad, la igualdad, a no ser que algunos lectores, apiadados, nos tengan que llevar calditos calientes a las celdas. Con este PP ultraderechón cualquier cosa puede pasar.



Pensamiento, flor de invierno






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada