viernes, 31 de diciembre de 2010

RAJOY SE VE YA PRESIDENTE: SUS VERDADERAS INTENCIONES

Es reiterada la imagen de un Rajoy tumbado a la bartola y viéndolas venir. Pero ayuda para sacar adelante a la querida patria, nada de nada; sólo insultos gratuitos y criticas demagogas.
Silencio ante qué haría él como Presidente del Gobierno, sólo vaguedades y ninguna medida concreta explicitada, pero algo se le va escapando, aunque sea inconscientemente. Ante MªDolores Cospedal ya comentó que con el PP en el poder habrá que apretarse más el cinturón. Hoy en la rueda de prensa de final de año, tras reiterar lo archirrepetido de que España se muere y que sólo unas elecciones anticipadas podrán salvarla, ha dejado caer que, con la herencia económica con que se van a encontrar, ya se verá qué puede hacerse.
Lo de la herencia dejada por los socialistas es demasiado recurrido, pero reiterado a la manera hitler-goebbeliana llega a calar como verdad en demasiada gente. El peligro de esta palabra-excusa es enorme: le deja las manos libres para todas las barrabasadas que se le ocurra hacer, echando la culpa al anterior gobierno socialista.

Pero, además de estos despistes propios , don Mariano tiene sus fieles devotos, parlanchines per se, pero que cuando alguna copita ha traspasado su gaznate, "cantan" por soleá. Un ejemplo palpable es el del alcalde de mi ciudad -que no mi alcalde- Alfonso Rus Terol,  que por añadidura es Presidente Provincial del PP y Presidente de la Diputación de Valencia. El miércoles, 23, en la tradicional comida con los medios de comunicación locales y comarcales, se explayó con los comensales afirmando que si se supiera lo que Rajoy va a hacer si es Presidente del Gobierno "nadie le votaría" (sic). En su alegría de post comida y bebecua, y celebrando estas tan entrañables fiestas, siguió sincerándose y afirmó que si bien el discurso de los populares debía ser y era censurar todas y cada una de las medidas económicas del Gobierno de Zapatero, los recortes sociales y de todo tipo que aplicaría el PP serían mucho mayores.  Rus se remitió a la comida celebrada en El Saler el sábado, 19, tras la inauguración del AVE: "Yo le pregunté, Mariano, y si entras tú ¿qué harás? Y no me quiso contestar"(sic) (Levante-EMV, 24/12/2010).  Rus, feliz y parlanchín, contó más cosas, pero que no vienen a cuenta en este momento, pues referencia  temas estrictamente locales, personales y familiares.

Esto y sólo esto nos espera a los españolitos si Rajoy se aposenta en la Moncloa, posibilidad cada día más probable, por excesivas meteduras de pata del Gobierno. No era precisamente idóneo, justo ahora, lo de la subida de la electricidad y del gas; y menos la superficialidad del ministro Sebastián con el ejemplo del precio de un café; ejemplo rectificado hoy por Zapatero.
Demasiado trabajo sucio realizado ya, metamorfoseado al máximo el espíritu de Zapatero, preparando la alfombra roja a Rajoy. Porque nadie se da cuenta de que a pesar de las  duras medidas tomadas,  ha sido este Gobierno socialista el que más medidas sociales ha tomado en tan poco tiempo. Y que, a día de hoy, han sido multiplicadas las cifras de salario mínimo interprofesional, las pensiones se han visto incrementadas en tres años al triple de como estaban cuando el PP perdió las elecciones del 14M de 2004, tras las mentiras peperas acerca de la autoría de la masacre islámica en Atocha. Mintieron entonces, mintieron antes, mienten ahora y después seguirán faltando a la verdad y vaciando el bolsillo de los españoles.
La sanidad y la educación van a ser privatizadas (ya se habla del copago sanitario). La separación entre los muy ricos, pero pocos,  y los demasiado pobres, demasiados, se acrecentará. Quien menos tiene, será el más afectado, aunque ahora no lo vea y piense que su "salvación" se halla en esta derecha extrema. Dediquemos un poco de nuestro tiempo a reflexionar, en lugar de gritar sin pensar qué decimos...




Porque después ya será tarde...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada